¿SABES PORQUE SE CELEBRA SAN VALENTÍN?

Se acerca el 14 de Febrero, día de los enamorados, y aunque muchos pensáis que es un invento comercial creado con la idea de vender a las parejas, lo cierto es que se trata de una tradición tan antigua como romántica. Hoy os la explicamos.

Para empezar, es una tradición extendida por gran parte del mundo, en la que las parejas de enamorados se muestran su amor con gestos que pueden ser materiales, o más espirituales. Sin embargo, no es una fecha tan materialista como nos parece ahora, la tradición proviene del Imperio Romano allá por el año 490.

La leyenda del sacerdote Valentín.

En la Roma del siglo III, el emperador Claudio prohibió los matrimonios al observar que muchos soldados no pretendían unirse al ejército debido al apego con sus esposas y familias. Ante esto, el sacerdote decidió desafiar la prohibición del emperador y comenzó a arreglar, en secreto, matrimonios de hombres y mujeres.

Cuando Claudio lo descubrió, Valentín fue ejecutado el 14 de febrero. Debido a la dedicación del sacerdote y al auge del cristianismo, San Valentín fue nombrado santo y, en el 498 d. C., el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como Día de San Valentín.

Éste marcó en el calendario la fiesta de San Valentín quince siglos atrás. Al igual que ocurrió con otras celebraciones paganas, como las saturnales romanas dedicadas al dios Saturno y el culto al Sol Invictus en plena Navidad, el objetivo era prohibir las Lupercales. Esta fiesta pagana, que se organizaba desde tiempos de la antigua Roma, recordaba a Lupercus, protector de pastores y rebaños que rememoraba a la loba que amamantó a Rómulo y Remo.

Las aves se emparejan.

Los más animalistas se decantan por celebrar San Valentín como el momento en que las aves comienzan el proceso de búsqueda de pareja con la que aparearse, para que los polluelos nazcan en primavera y puedan crecer con la seguridad de un clima benevolente.

Y ¿como hemos derivado en las felicitaciones, regalos y bombones?

Fue en pleno S XIX cuando la artista Esther Howland se aprovecho de la moda de regalar felicitaciones en Estados Unidos, y creo unas tarjetas de felicitación conmemorativas para celebrar el amor.

A partir de ahí simplemente hemos ido rizando el rizo y buscando la originalidad y la sorpresa en nuestra pareja.

Bombones, tarjetas,poemas, cenas, noches de hotel… todo vale para demostrar a nuestra pareja lo que sentimos por ella, y aquí es donde os podemos ayudar.

Si decidís celebrar una noche romántica, una cena con vistas a la muralla, o cualquier otro tipo de sorpresa, pondremos toda nuestra experiencia a tu disposición.

Esa experiencia nos dice que lo que mejor funciona es una mezcla entre lo personal, con una declaración en papel por ejemplo, con lo material, con una buena cena que termine en un postre espectacular.

Aunque la experiencia nos dice también que o que debéis hacer es celebrar San Valentín todos y cada uno de los días del año. Al fin y al cabo, no sólo estamos enamorados en febrero ¿no?.

AVILA EN 1969… HACE 50 AÑOS.

“UN PEQUEÑO PASO PARA EL HOMBRE, PERO UN GRAN PASO PARA LA HUMANIDAD”

Esta es quizás, la frase que mejor resume el año 1969, el año en el que nacimos, con la ilusión de ofrecer un servicio al pueblo de Ávila y permanecer en el tiempo con un hotel de referencia en nuestra ciudad.

El año 1969 fue el año de la creación de Led Zeppelin, del lanzamiento de la nave Soyuz 5, del primer vuelo del Boeing 747, de la boda entre John Lennon y Yoko Ono.

Juan Carlos de Borbón era designando por Francisco Franco como su sucesor.

Elvis Presley volvía a cantar en los escenarios de Las Vegas después de su paso por Hollywood, y triunfaba como jugador de futbol un tal Pelé.

También fue un año importante en la historia del rock ya que Los Beatles, el grupo más importante de la historia, haría su última actuación en vivo en enero, en el tejado de su compañia discográfica Apple Records. Posteriormente, en septiembre, lanzaron su archiconocido álbum Abbey Road, cuya portada es la más famosa del mundo.

En 1969 nacieron personajes ilustres como Michael Schumacher, Pedja Mijatovic, Jeniffer Aniston, Fermín Cacho, Javier Bardem, Anne Igartiburu o Susanna Griso. Pero también nos dejaron el arquitecto Mies Van de Rohe, el boxeador Rocky Marciano o el escritor español Ignacio Aldecoa.

Pero sin duda el acontecimiento más importante de este año, y de este siglo, fue la llegada del hombre a la luna.

Tras cuatro días de viaje a bordo del Apollo XI, el norteamericano Neil Armstrong se convierte en el primer hombre que pisa la Luna. Acompañado por Edwin E. Aldrin y Michael Collins.

Armstrong, al descender por la escalerilla del módulo lunar “Eagle” embutido en su traje espacial, pone su pie izquierdo sobre la Luna y comenta: “Estoy al pie de la escalerilla. Las patas del Eagle sólo han deprimido la superficie unos cuantos centímetros. La superficie parece ser de grano muy fino, cuando se la ve de cerca. Es casi un polvo fino, muy fino. Ahora salgo de la plataforma”.

A continuación pronuncia su histórica frase: “Este es un pequeño paso para el hombre; un gran paso para la Humanidad“.

A su marcha, 21 horas más tarde, los astronautas dejarán una placa con la siguiente leyenda: “Aquí los hombres del planeta Tierra pusieron el pie en la Luna por primera vez en Julio de 1969 d.C. Vinimos en son de paz en nombre de toda la humanidad”.

En el hotel 4 Postes, nos gusta esta leyenda, y nos sentimos identificados con ella, porque, al igual que los astronautas, creamos el hotel en Julio de 1969, en son de paz y con la ilusión de ofrecer un servicio a la ciudad de Ávila, ayudándola a crecer y a ser conocida en el mundo entero.

Un año que fue clave en la historia para todos, donde pusimos nuestro granito de arena, en pos de mejorar lo que había hasta entonces y de una sociedad más justa, consiguiendo arrancar una idea costosa y que nos llevo muchísimo trabajo, pero que aún hoy perdura entre nosotros y ya en este 50 aniversario es historia viva de la ciudad de Ávila.

Cuando miramos al pasado estamos orgullosos de lo que hemos creado, y de la respuesta y el cariño que nos habéis transmitido en todos estos años, y esto es lo que nos da fuerzas para seguir hacia delante a por otros 50 años.