XX Concurso Ávila en Tapas

Nos complace comunicaros que este 2021, que desde el hotel 4 Postes, vamos a participar en el XX concurso Ávila en Tapas, que se celebra del 23 al 27 de Junio, con una tapa elaborada por nuestro equipo de cocina denominada “sartén de tartar de solomillo de ternera con peineta de parmesano”.

Tras la suspensión del concurso el año pasado por la pandemia, este año el concurso “Avila en Tapas” vuelve con mucha más fuerza, más establecimientos participantes y con tapas espectaculares que estamos seguros que harán las delicias de los paladares más exigentes.

Por eso, después de un año y medio muy duro y plagado de incertidumbre, hemos decidido participar en “Avila en Tapas”, ya que creemos firmemente que ahora más que nunca debemos unirnos a todas las iniciativas que hagan crecer el turismo de nuestra ciudad.

Para los que no lo conozcáis, el concurso es 100% recomendable ya que tapear en Ávila ese fin de semana es sinónimo de degustar delicias en miniatura, en cada uno de los establecimientos participantes, probaréis una tapa deliciosa elaborada siguiendo las últimas tendencias de la cocina moderna combinadas con la tradición y los sabores típicos de nuestra tierra. 

En nuestro caso hemos optado por una “sartén de tartar de solomillo de ternera con peineta de parmesano”.

Para esta receta, nuestro equipo de cocina va a preparar una pieza de solomillo de ternera de la mejor calidad, picada a cuchillo para mantener la textura de la carne y macerada con nuestra salsa secreta, con la que conseguiremos un sabor delicioso, mezcla de potencia y suavidad, que combinará a la perfección con el sabor del queso parmesano regiano.

Una tapa sencilla y elegante que combina los sabores de la mejor carne de Ávila con uno de los mejores quesos del mundo, y que en boca nos va a dejar una sensación cremosa, suave y con cierto toque ácido, que no va a dejar a nadie indiferente, y con la que pretendemos ganar este prestigioso concurso. 

Como colofón a la experiencia gastronómica de Ávila en Tapas os invitamos a que participéis en esta cita y que mejor manera de hacerlo en nuestra fantástica terraza donde además de degustar un bocado inmenso de sabor disfrutareis de unas vistas únicas y espectaculares con la muralla como telón de fondo.

Ávila en Tapas (avilaturismo.com)

COCHINILLO CUCHIFRITO

Seguimos instalados en estos tiempos de confinamiento y aun no nos permiten celebraciones o juntarnos alrededor de una mesa, en un restaurante por ejemplo, por eso desde hace ya algún tiempo decidimos ofrecer nuestra carta en formato “para llevar”.

En la recepción del hotel podéis pasara recoger cualquier menú, elaborado en nuestras cocinas, previo encargo telefónico, y disfrutarlo en casa de una manera cómoda, pero si preferís intentarlo vosotros hoy os contamos nuestros secretos para conseguir que os salga de manera perfecta unos de nuestros platos estrella, el Cochinillo Cuchifrito.

El cuchifrito es un plato tradicional y delicioso pero que requiere de cierta técnica para que quede sabroso y jugoso, puesto que es fácil que quede seco si no se hace bien.

INGREDIENTES.

1 kg de cochinillo cortado en piezas no muy grandes. Podéis pedir al carnicero que os lo corte para cuchifrito, él sabrá cómo hacerlo.

4 dientes de ajo.

Aceite de oliva.

Sal, si es gorda mejor.

Un chorrito de vinagre.

PREPARACIÓN.

1.- Ponemos al fuego una cazuela con agua hirviendo y sal. Cocemos los trozos de cochinillo (sin salar) durante 30 minutos retirando las espumas que se van formando durante la cocción.

2.- Sacamos los trozos de la cazuela dejándolos secar encima de un trapo que absorberá la humedad y nos permitirá freírlo sin que salte demasiado.

3.- Colocamos una sartén grande con abundante aceite de oliva que cubra las porciones por completo.

4.- Cuando el aceite alcance una temperatura elevada (190 grados aproximadamente) iremos friendo los trozos en tandas pequeñas, procurando que el aceite no pierda temperatura en el momento de añadir más carne a la sartén.

5.- Mantenemos la carne en la sartén hasta que la veamos dorada y crujiente.

6.- Al sacar los trozos con un escurridor o espumadera, colocamos las porciones de cochinillo ya frito encima de un papel absorbente que elimine el aceite de la superficie de la carne.

7.- La parte que le va a dar el toque de gracia. Añadimos sal al gusto y el ajo picado muy pequeño.

8.- Cuando se haya absorbido un poquito la sal el cuchifrito estará listo para comer. También, si os gusta un poco más fuerte, podéis añadir un toque de vinagre a los trozos de carne, pero esto ya va en función de vuestro gusto.

MARIDAJE.

Para acompañar al cuchifrito os recomendamos un vino tinto crianza de la Ribera del Duero, que marida a la perfección 

Para acompañar este plato os recomendamos un tinto, uno de los tintos Vinos de la Tierra de Castilla crianza tempranillo, que marida a 

la perfección.

Este vino tiene una entrada en boca muy suave que contrastará con el sabor fuerte de la carne haciéndonos apreciar todos los aromas tanto del vino como de este plato tan suculento.

Nuestro cocido, ahora para llevar.

DESCUBRE NUESTRO DELICIOSO COCIDO PARA LLEVAR.

Ahora que parece que el invierno ha llegado para quedarse y el frio comienza a sentirse implacable, lo mejor para entrar en calor es comerse un buen cocido. 

Lo podéis preparar vosotros en casa, desde luego, pero quizás no os apetezca liaros con la olla ni los pucheros, o simplemente la cocina no es uno de vuestros fuertes. Por eso os ofrecemos la opción de prepararlo nosotros en nuestra cocina para que vosotros sólo os tengáis que preocupar de disfrutarlo en vuestra casa.

La idea de ofrecer cocido (y en general toda nuestra carta) para llevar surge como parte de nuestra reinvención tras la pandemia y a partir de tener que cerrar el restaurante.

El resultado y la aceptación de la comida para llevar y del cocido en particular no podía ser mejor, algo que os agradecemos de corazón. Ya sois muchos los que lo habéis probado e incluso repetido, por lo que pensamos que no lo hacemos mal del todo.

UN COCIDO TRADICIONAL.

Lo primero que queremos destacar de nuestro cocido take away es que es exactamente igual que el que preparamos en nuestro restaurante, elaborado de la misma manera y con los mismos ingredientes. 

Sopa de cocido, garbanzos con su correspondiente verdura, carne, piparras (si os gusta el picante) y pan componen este plato típico de nuestra gastronomía que seguimos elaborando a la manera de nuestros abuelos que fueron quienes nos enseñaron los secretos para servir uno de los mejores cocidos de Ávila.

Lo servimos en envases desechables, dentro de una caja de cartón elaborada a partir de materiales reciclables para aportar nuestro granito de arena a favor de la sostenibilidad y para que pueda llegar a vuestra casa sin derramarse ni una gota.

MARIDAJE Y ACOMPAÑAMIENTO.

A nosotros nos gusta el tinto Valdubón. Un Ribera del Duero elegante y equilibrado, envejecido en barrica de roble con personalidad y fuerza que ayuda a destacar los detalles de sabor del cocido en su pleno esplendor.

También va muy bien alguno de nuestros vinos rosados, muy de moda en la actualidad y algo más suaves de sabor si el tinto os parece demasiado fuerte.

En cualquier caso estaremos encantados de aconsejaros y prepararos vuestro pedido para que estos días de frio sean un poco más llevaderos, culinariamente por lo menos. 

Celébralo donde quieras, celébralo con nosotros.

¿Es momento de celebrar acontecimientos?

Estamos seguros que sí, de hecho estamos listos para celebrar las comuniones de nuestros pequeños durante los próximos fines de semana.

Por supuesto que estamos siguiendo en todo momento los dictados y las recomendaciones de las autoridades sanitarias, cumpliendo con las restricciones y la distancia social.

Mascarillas, mesas a más de dos metros, aforos reducidos, higiene escrupulosa… son algunas de las medidas que estamos cumpliendo y a las que poco a poco nos vamos acostumbrando a llevar a cabo en nuestro establecimiento.

Ante estas medidas, muchos han sido los que han decidido posponer su boda o comunión, sin embargo hay otras formas de celebrarlo de manera más íntima, en el lugar que deseéis, elaborando un catering de calidad y con el mismo servicio de calidad de siempre.

Algunos de nuestros clientes que lo han decidido así nos han comentado que les ha permitido olvidarse del estrés de la pandemia, y pensar libremente en su celebración.

Bien es cierto que no se pueden celebrar eventos masivos y que las medidas hay que cumplirlas en cualquier escenario, pero el grado de tranquilidad que supone una celebración más íntima y personal, a base de catering hace que se disfrute aún más.

Vosotros elegís el lugar, nosotros pasamos a visitarlo para componer una idea que os agrade y lograr así el servicio perfecto. Casas familiares, fincas o jardines son lugares ideales para celebraciones a base de catering.

El menú lo adaptaremos también  para que se cumplan las medidas anti Covid, ofreciendo, por ejemplo, cestas individuales con las que cada invitado se prepare sus propios canapés o montaditos.

Evidentemente nadie compartirá cubiertos, jarras ni botellas. Lo único que compartiremos será el amor, las ganas de pasarlo bien y la música de nuestra playlist o de la vuestra, al fin y al cabo la música es tan personal…

Nuestra experiencia nos dice que después de este tipo de celebraciones más personales la gente sale contentísima, feliz por haber celebrado un evento como siempre habían soñado y nunca se habían atrevido.

Y es que pensamos que a veces algo más íntimo es mucho más satisfactorio y apostamos por este tipo de celebraciones en el futuro, independientemente de las circunstancias. Estamos seguros que cada vez seréis más los que optareis por este formato.

Terraza 4 Postes

Durante éstos últimos días estamos de nuevo escuchando la palabra rebrotes… Tras las fases del confinamiento nos permitieron salir de nuevo a la calle, cumpliendo una serie de medidas para impedir la transmisión del virus.

 

También nos permitieron volver a abrir nuestro negocio de hotel y restaurante adaptando nuestro hotel a las nuevas normas de hostelería.

 

Entendemos que, las autoridades, al permitir de nuevo el regreso a los locales públicos  abogan porque volvamos a relacionarnos y a tener de nuevo una vida social tan necesaria, pero las condiciones han cambiado para preservar la seguridad y seguir ofreciendo los cánones de calidad que siempre nos han caracterizado.

 

En primer lugar hemos tomado una serie de estrictas medidas de higiene, tanto para nuestros clientes como para nuestros trabajadores.

 

Posteriormente valoramos separar nuestras mesas con pantallas de metacrilato, incluso separa a nuestros clientes con dichas pantallas, pero entendimos que era una medida que no nos gustaba.

 

La idea de comer rodeados de pantallas no nos gustó desde el principio así que decidimos separar las mesas del interior de nuestra cafetería a más de dos metros cada una y potenciar el uso de toda nuestra terraza de la cafetería, que además cuenta con unas vistas increíbles de la ciudad.

 

Pero también pensamos que separar las mesas no bastaba para seguir ofreciendo el servicio que nos gusta para nuestros clientes, por eso creamos la nueva carta de terraza, diferente a la del restaurante, y con platos perfectos para disfrutar al aire libre.

 

NUEVA TERRAZA, NUEVO ESTILO.

 

En la nueva carta de terraza podréis seguir disfrutando de platos tradicionales como las revolconas, las mollejas o el cochinillo, pero también podréis probar nuestras nuevas recetas creadas específicamente para la terraza.

 

Si estáis pensando en sándwiches, bocadillos o hamburguesas contamos con los clásicos de siempre, pero además hemos añadido el sandwich de atún del chef 4 postes o el de magreta a la plancha con salsa tártara.

 

Para los niños, o si sois más de platos combinados también los hemos añadido a la carta de la terraza.

 

Pero donde de verdad hemos innovado es en las raciones. Aquí contamos con novedades como los saquitos de bogavante, ensalada de ahumados, langostinos 4 Postes, calamares estilo vechia signora o gazpacho entre otras muchas.

 

Por supuesto que además de los platos o raciones podéis contar con toda nuestra carta de bebidas, incluidos los vinos de nuestra bodega que gustosamente se encargara de explicaros nuestro sumiller.

 

Hemos hablado con clientes de confianza sobre que los parecía la idea y a ellos los ha gustado.

 

¿A que esperáis vosotros para venir y comprobarlo?

 

 

La temperatura del vino

Seguramente habréis escuchado lo importante qué es que cada vino se sirva a su temperatura correcta, pero ¿sabéis cuál es? Hoy, de la mano de nuestros sumilleres, hablamos de ello en el siguiente post.

 

Ahora en verano, con las altas temperaturas, quizás nos apetezca tomar el vino a menor temperatura, “fresquito”. Sin embargo tomarlo por encima o por debajo de su temperatura óptima nos hará perdernos algunos sabores y matices que hacen especial cada caldo.

 

Cada vino tiene una temperatura óptima de consumo. Si lo consumimos a esta temperatura seremos capaces de apreciar de manera óptima todo su sabor, su aroma, su textura y sus particularidades concretas.

 

A veces escuchamos que esto de la temperatura es una cuestión meramente estética, sin embargo, debéis saber que es una cuestión eminentemente química.

 

Así, tras muchas jornadas de prueba a diferentes temperaturas, los creadores de los diferentes caldos nos recomiendan la temperatura de almacenaje (tanto o más importante que la de consumo) y la de consumo.

 

Podemos afirmar que los vinos blancos jóvenes y los espumosos, especialmente el champagne, al presentar una acidez más elevada, se deben consumir entre 6º y 8º para que no muestren en boca un aroma excesivamente ácido.

 

Los vinos blancos de fermentación maloláctica no son tan ácidos como los blancos jóvenes por lo que se pueden tomar a una temperatura algo más elevada de entre 10º y 12º.

Por si no lo sabéis la fermentación maloláctica es un proceso por el cual el ácido málico, presente en la pulpa de la uva, se transforma químicamente en ácido láctico por medio de bacterias de origen láctico existentes de forma natural en el interior de la propia uva.

 

Para nosotros los vinos rosados son quizás los más complicados de valorar porque cuentan con los toque aromáticos de un vino tinto y a la vez con la frescura de un blanco, por eso nos decantamos por tomarlos entre los 10º y los 12º.

 

Las diferentes variedades de uva nos permiten contar con una cantidad muy elevada de vinos tintos, siendo los más conocidos en España los de Rioja o los de Ribera, aunque existen grandes vinos tintos en muchas partes de nuestra geografía.

 

Si se trata de tintos jóvenes debemos consumirlos entre 14º y 16º para que su sabor no resulte agresivo al paladar. Sin embargo los tintos maduros, con cuerpo, se pueden tomar entre los 16º y los 18º, resultando más apetecibles en verano cerca de esos 16º.

 

Los vinos maduros ya son vinos en plenitud que rebajaron su contenido en alcohol por lo que muestran como vinos redondos en el momento de beberlo.

 

Pero sin duda hay algo más importante incluso que la temperatura del vino a la hora de consumirlo y que en estos tiempos cobra más importancia que es la compañía, por eso os invitamos a  que pongáis a refrescar una buena botella de vino (ahora que conocéis las temperaturas óptimas de consumo) y la disfrutéis con quien de verdad os apetezca.

Las cualidades de un buen sumiller

Estamos deseando volver a la normalidad e ir, poco a poco, olvidándonos de este virus que tantísimo daño nos está causando, por eso vamos a volver a escribir sobre cosas bonitas de nuestro hotel, de nuestro trabajo o de todo aquello que encontremos interesante para los que visitáis nuestro blog.

 

Mucho conocéis que es un sumiller y cuál es su función dentro de un restaurante o de un local de ocio y restauración, pero hoy queremos ir un poco más allá y mostraros que hay que hacer para ser un buen sumiller.

 

Todos sabéis que un sumiller o sommelier es el experto en la recomendación de vinos y su maridaje dentro del amplio surtido de carta de un local. También es el responsable de la administración de la bodega del local, del abastecimiento de la misma siguiendo todos los protocolos de seguridad e higiene y de la buena conservación de los caldos.

 

La presencia de un sumiller que se encargue de explicar a los comensales el vino, sus aromas y matices y su maridaje hará que los clientes prueben combinaciones únicas y disfruten mucho más de la experiencia culinaria.

 

Actualmente cualquier restaurante que se precie contará con uno o varios de estos profesionales que no sólo conocen el vino en todas sus variedades, sino que también son expertos en bebidas espirituosas.

 

Además, fruto del constante trabajo y aprendizaje, tienen conocimientos sobre cómo se elabora el vino (no confundir con el enólogo), la cosecha de la uva o las denominaciones de origen entre otros conceptos.

 

Pero ser un buen sumiller no es sólo esto que hemos hablado anteriormente. Ser sumiller es pasión por lo que haces,  un constante aprendizaje, evolucionando al igual que lo hace el producto que debemos conocer.

 

Un sumiller debe ser un apasionado del vino, pero no de consumirlo solamente, sino del conocimiento de todo el procedimiento desde que nace la uva hasta que llega a la mesa.

 

Evidentemente debe tener los sentidos del gusto y del olfato bien entrenados, conociendo y recordando olores, sacando el fondo de lo que le llega a la nariz para poder sentirlo en boca.

 

Además debe tener don de gentes, congeniar con los clientes, mostrando elegancia, guiando a la persona hacia un sabor que le provoque un sentimiento. Para ello su capacidad de comunicación debe ser exquisita.

 

Fruto de esa comunicación muchos clientes conectarán con el sumiller entablando una relación que irá más allá de la simple relación camarero – cliente. El sumiller debe recordar sus gustos para ofrecerle siempre algo que le agrade al paladar.

 

Es una profesión que lejos del glamour que se le puede suponer, es dura. Horarios, trabajar las fiestas, estar de cara al público, estar siempre a la última en cuanto a los cambios que se producen en el mundo del vino…

 

Por último pensamos que un sumiller debe ser humilde y sincero consigo mismo, reconociendo sus limitaciones, si es que las tiene, y adaptarse continuamente a los tiempos. Comprender la evolución del vino y evolucionar con él para así, mostrar todos los matices a sus clientes y conseguir a cada persona el mejor caldo para cada momento.

Vuelta a la normalidad

Y la gente se quedó en casa.

Y la gente empezó a pensar de manera diferente.

Y curaron la tierra por completo.

 

Así comienza el poema de Kitty O´Meara que se ha viralizado por las redes estos días y que muestra en unas pocas palabras cómo de repente un día todo cambió.

 

Pero ahora, por fin vemos la luz al final del túnel. En breve podremos abrir, con ciertas limitaciones, nuestro hotel y comenzar con la ansiada vuelta a la normalidad. Lo estamos deseando.

 

Estos días cuando hemos pasado por el hotel hemos tenido una sensación de vacío sorprendente. No había ruidos, no hablaba nadie, se oía el silencio, no olía a café a la hora del desayuno… Sin duda ha sido una experiencia diferente cuanto menos.

 

Pero eso ya pasó y ahora miramos al futuro…

 

Poco a poco volveremos a movernos como antes, volveremos a salir, a viajar, a trabajar… pero sobre todo volveremos a besar, a abrazar a sentir…

 

Hemos cambiado nuestra escala de valores y aprendido que ciertas cosas que antes las teníamos por cotidianas son las que más importan en la vida.

 

También hemos aprovechado para hacer autocrítica (es una estupenda medicina) y ver cómo podíamos mejorar determinados temas de nuestro negocio.

 

En breve volveremos a abrir el hotel, la cafetería, los comedores, la cocina… En breve os volveremos a ver por aquí tomando una caña y comiendo unas salchichas, o disfrutando de un buen vino con unas revolconas de aperitivo.

 

Dentro de poco el hotel se volverá a llenar de charlas, risas, celebraciones y brindis, y veremos que la vida ya no es como antes, lo material pasará un poco a segundo plano y disfrutaremos más de los nuestros.

 

Uno de estos días que he podido venir a trabajar, al pasar por una de nuestras terrazas me quedé mirando hacia Ávila disfrutando de la vista y de la maravilla de ciudad que tenemos.

 

Una maravilla por lo bonita con nuestra majestuosa muralla al frente pero maravillosa sobre todo por vosotros, los abulenses que os habéis comportado de una manera excelente.

 

Por eso pensamos que nos merecemos el premio de la normalidad, y en nuestro hotel ya estamos trabajando en ello, para que tú sólo te tengas que preocupar de disfrutar.

 

El día que vuelvas a visitarnos, ¿Sabes ya lo que te vas a pedir?

 

Día de la Mujer

El Domingo 8 de Marzo se celebra, un año más, el día de la mujer y este año nos apetece escribir un texto en el que queremos reconocer el esfuerzo en el trabajo de nuestras compañeras del hotel.

Y ahora mismo habrá alguien que piense: ¿Y ellos?

Por supuesto que a nuestros chicos del hotel, en cualquiera de sus puestos, también les estamos sumamente agradecidos y valoramos su trabajo pero el domingo es el día de la mujer y os toca a vosotras recibir nuestro cariño.

Tenemos con nosotros a grandes mujeres trabajando con nosotros, desde la recepción hasta la cocina, pasando por las barras, el mantenimiento del hotel o camareras. Algunas llevas muchos años y otras acaban de entrar en nuestra pequeña familia, pero todas desprenden talento e ilusión por su trabajo día tras día.

¿Queréis saber el secreto para contar con estas grandes profesionales?

Está claro que unas buenas condiciones laborales y el sentimiento de realización en su trabajo, de estar a gusto, respetando sus derechos y tratándolas como nos gustaría que nos tratasen a los demás.

Pero el secreto principal a la hora de contar con ellas es tratarlas como a una más de los trabajadores de la plantilla, exigiéndolas lo mismo que a los demás sin importar el sexo.

Esto nos asegura que se quedan a trabajar con nosotros mujeres valientes y trabajadoras, profesionales del ramo, que sienten el hotel como una parte de su vida, con las que no podríamos estar más agradecidos.

Y puede que algunos estéis pensando que hostelería es un trabajo duro, los hombres son capaces de ofrecer mayor rendimiento, pero eso no es así, ya que nosotros no damos tanta importancia a la carga de trabajo como a la atención al público, o la capacidad de sorprender en cocina, y en esto ganan las mujeres.

Sin embargo, guste admitirlo o no, sigue existiendo discriminación en todos los ámbitos de la sociedad y son muchos los colectivos marginados, también en el mundo de la gastronomía.

Y también somos conscientes de que os necesitamos, por eso en nuestras entrevistas también contamos con algún factor de discriminación positiva que os ofrecen una pequeña ayuda.

Pero como hemos dicho, lo que más valoramos es el talento, y ése,  se tiene seas hombre o mujer.

El día 8 de Marzo vamos a celebrar el día de la mujer y a pesar de reconocer su trabajo día tras día, nos apetecía, con este post, mostrar nuestro reconocimiento y agradecer públicamente a las mujeres que trabajan en nuestro hotel su trabajo y dedicación continua.

Visita Ávila con nosotros

¿NECESITAS AYUDA CON TU VISITA A ÁVILA?

Somos unos enamorados de nuestra ciudad y de todos los maravillosos rincones que ofrece, de hecho, en post anteriores os hemos animado a que vengáis a visitarnos, pero hoy vamos a ir un paso más allá y os vamos a ayudar con la visita.

¿Sabríais qué ver en Ávila si vinierais de turismo? Seguid leyendo y os lo contamos.

LOS CUATRO POSTES.

Nada más salir de nuestro hotel, a escasos 20 metros, podéis encontrar el monumento de los Cuatro Postes. Una construcción del S XVI, donde, según la leyenda, Teresa de Jesús y su hermano Rodrigo fueron interceptados por su tío cuando huían hacia tierras de infieles para difundir el mensaje de Dios y morir mártires.

Desde aquí se tiene una de las mejores vistas de la ciudad y de su archiconocida muralla.

LA MURALLA.

Con sus imponentes 87 cubos y 2500 almenas, con un perímetro de 2516 metros, 9 puertas y dos portillos, nuestro  recinto amurallado está considerado como el mejor cuidado del mundo, conservando su geometría medieval, y alojando en su interior multitud de iglesias, palacios, calles y rincones donde perdernos y transportarnos a otra época.

Si la recorremos por arriba nos sentiremos como los antiguos defensores de la ciudad y podremos conocer las técnicas defensivas de la época, además de obtener una vista privilegiada del resto de la ciudad, especialmente de La Catedral.

Visitarla por la noche es una de las mejores experiencias que podrás sentir en nuestra ciudad, con una iluminación única que os hará apreciar hasta el mínimo detalle y disfrutar de la noche de una manera distinta a la habitual.

LA CATEDRAL.

La catedral de Ávila se concibió como templo y fortaleza, siendo su ábside, una parte más de la muralla por estar unida a ella.

Es considerada la primera catedral de estilo gótico de España, y estamos seguros de que no os dejará indiferentes, ni por su robusto aspecto exterior, ni por su sencillez interior, haciéndose indispensable observar el trascoro de 1531, el coro, el retablo de Pedro Berruguete y los altares de San Segundo y Santa Catalina.

BASÍLICA DE SAN VICENTE.

Enfrente del Arco de San Vicente y al lado de la muralla encontraremos una de las joyas del románico español, la Basílica de San Vicente.

Está construida en granito, su planta es de cruz latina, con tres naves de seis tramos y un brazo de crucero.

Visitar su interior nos aportará la calma y la paz de un lugar donde parece que el tiempo se ha detenido, y donde el silencio reinante en su interior sólo lo romperán la multitud de aves que pasan por la zona, sobretodo en primavera.

Sentarse en su interior y admirar su retablo y sus bajo relieves de maderas nobles nos permitirá impregnarnos de toda su belleza y energía.

De momento lo dejamos aquí. En el siguiente post seguiremos con todo lo que hay que visitar y degustar en Ávila, no obstante si pasas por nuestro hotel también te orientaremos y te prepararemos una visita mística que recordarás siempre.