Ávila no es sólo murallas

Cuenta la leyenda que el ejército que defendía Ávila tuvo que partir de la ciudad a luchar en otro frente. Cuando le llegaron las noticias de tal hecho, el ejército mudéjar decidió atacar la ciudad al quedar ésta sin posibilidad de defensa.

La víspera del ataque, la entonces Gobernadora de Ávila Jimena Blázquez, sin tiempo de pedir auxilio al Rey, vistió a todas las mujeres de la villa de soldados y las ordenó aposentarse detrás de las almenas de la muralla con teas encendidas, gritando como soldados y tocando las trompetas de guerra.

Continuar leyendo “Ávila no es sólo murallas”