COCHINILLO CUCHIFRITO

Seguimos instalados en estos tiempos de confinamiento y aun no nos permiten celebraciones o juntarnos alrededor de una mesa, en un restaurante por ejemplo, por eso desde hace ya algún tiempo decidimos ofrecer nuestra carta en formato “para llevar”.

En la recepción del hotel podéis pasara recoger cualquier menú, elaborado en nuestras cocinas, previo encargo telefónico, y disfrutarlo en casa de una manera cómoda, pero si preferís intentarlo vosotros hoy os contamos nuestros secretos para conseguir que os salga de manera perfecta unos de nuestros platos estrella, el Cochinillo Cuchifrito.

El cuchifrito es un plato tradicional y delicioso pero que requiere de cierta técnica para que quede sabroso y jugoso, puesto que es fácil que quede seco si no se hace bien.

INGREDIENTES.

1 kg de cochinillo cortado en piezas no muy grandes. Podéis pedir al carnicero que os lo corte para cuchifrito, él sabrá cómo hacerlo.

4 dientes de ajo.

Aceite de oliva.

Sal, si es gorda mejor.

Un chorrito de vinagre.

PREPARACIÓN.

1.- Ponemos al fuego una cazuela con agua hirviendo y sal. Cocemos los trozos de cochinillo (sin salar) durante 30 minutos retirando las espumas que se van formando durante la cocción.

2.- Sacamos los trozos de la cazuela dejándolos secar encima de un trapo que absorberá la humedad y nos permitirá freírlo sin que salte demasiado.

3.- Colocamos una sartén grande con abundante aceite de oliva que cubra las porciones por completo.

4.- Cuando el aceite alcance una temperatura elevada (190 grados aproximadamente) iremos friendo los trozos en tandas pequeñas, procurando que el aceite no pierda temperatura en el momento de añadir más carne a la sartén.

5.- Mantenemos la carne en la sartén hasta que la veamos dorada y crujiente.

6.- Al sacar los trozos con un escurridor o espumadera, colocamos las porciones de cochinillo ya frito encima de un papel absorbente que elimine el aceite de la superficie de la carne.

7.- La parte que le va a dar el toque de gracia. Añadimos sal al gusto y el ajo picado muy pequeño.

8.- Cuando se haya absorbido un poquito la sal el cuchifrito estará listo para comer. También, si os gusta un poco más fuerte, podéis añadir un toque de vinagre a los trozos de carne, pero esto ya va en función de vuestro gusto.

MARIDAJE.

Para acompañar al cuchifrito os recomendamos un vino tinto crianza de la Ribera del Duero, que marida a la perfección 

Para acompañar este plato os recomendamos un tinto, uno de los tintos Vinos de la Tierra de Castilla crianza tempranillo, que marida a 

la perfección.

Este vino tiene una entrada en boca muy suave que contrastará con el sabor fuerte de la carne haciéndonos apreciar todos los aromas tanto del vino como de este plato tan suculento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.