5 consejos para elegir el catering

¿Os casáis y estáis pensando en organizar el banquete? ¿No os decidís por una opción porque no os fiáis de cómo va a salir? No os preocupéis, hoy os mostramos algunas de nuestras características con las que os resultará muy fácil la elección del catering y os aseguramos que será un éxito.

 

La gente recuerda muchas cosas de las bodas, pero hay una que se lleva la palma. La comida. Por eso es importante, y nosotros lo sabemos, que en el catering salga todo perfecto.

 

Lo primero que deberías hacer es venir a vernos con bastante antelación y tener claro, más o menos, el presupuesto, que suele rondar la mitad del presupuesto total de la celebración.

 

Cuando hagáis esa primera visita ya podremos ir decidiendo los espacios del hotel que queréis utilizar en función del tipo de boda que vais a celebrar, pero tened en cuenta que en cualquiera de nuestras instalaciones os sentiréis de maravilla.

 

Si ya tenéis esto claro estáis preparados para leer el resto de consejos que os hemos preparado.

 

  • 1- Invitados.

 

Es uno de los principales aspectos que debéis tener en cuenta para la organización del menú, ya que los platos que os vamos a ofrecer variarán en función del número de personas que tengáis pensado invitar.

 

En este sentido, podéis estar seguros que aseguraremos el éxito de las creaciones independientemente de la cantidad de personas, sin convertir el noble arte de la cocina en una simple cadena de montaje de platos donde se menoscabe su calidad.

 

  • 2- Estilo de boda y tipo de catering.

 

Si vuestro estilo es clásico y con bastantes invitados (más de 200) , el banquete tradicional, con mesas redondas, será sin duda la mejor opción.

 

Si sois de celebraciones más intimas y de un estilo más actual podemos dar una vuelta al menú típico, y pensar por ejemplo en una cena tipo cóctel por ejemplo, sin mesas, donde los invitados interactuarán mucho más entre ellos.

 

Otra de las ideas que están rompiendo en la actualidad son los banquetes estilo “food truck” con puestos (que imitan a los ambulantes) de comida rápida y original a la par que elaborada y deliciosa.

 

Si vuestro modo de vida se basa en el respeto a la naturaleza podemos apostar por un banquete rural , con sillas de madera en mesas alargadas y degustando productos naturales y ecológicos.

 

  • 3- Buscad referencias.

 

Todos buscamos opiniones, principalmente de clientes anteriores, sobre el banquete que tenéis pensado elegir o sobre celebraciones anteriores.

 

Nosotros en ese aspecto estamos muy tranquilos porque creemos que gozamos de buena fama entre nuestros clientes, basada en el trabajo duro y constante a lo largo de los años que se traduce en las continuas visitas que recibimos de quienes en su día decidieron celebrar su boda con nosotros.

 

  • 4- Aseguraros de los servicios que incluye.

 

En nuestro hotel no nos limitamos a ofrecer platos para el menú. Solemos ofrecer multitud de servicios, desde la celebración de la propia ceremonia hasta animación infantil. Por ello, en las reuniones previas al enlace, os mostraremos todas las opciones posibles. Y por supuesto que estamos abiertos a cualquier idea o proposición que se os ocurra.

¿Buscáis tarta nupcial, sabores étnicos,barra libre, fotomatón o vídeo? Estos son sólo algunos ejemplos de detalles que podemos ofrecer en función del tipo de boda que deseéis. El único handicap es el tiempo, por eso hay que dejarlo cerrado con tiempo para que la organización resulte satisfactoria.

 

  • 5- La degustación.

Éste es un paso fundamental para lograr la relación perfecta entre calidad, gusto y cantidad.

Si os recitamos los platos de una carta nupcial, todos nos van a sonar deliciosamente apetecibles, pero una cosa es leerlo y otra probarlo.

Con la degustación nos aseguraremos de que lo que vamos a servir el día del enlace va a ser de vuestro gusto. Además es el momento en el que podréis  observar como trabajamos en el hotel, desde los camareros a la atención a los invitados.

Un detalle a tener en cuenta es que no sólo debéis probar los platos que pensáis servir el día de la boda, sino que debéis probar aquellos que os gusten y de esos, junto con nuestro equipo de cocineros y sumilleres, os ayudaremos a hacer la selección definitiva

Asimismo, en nuestro hotel buscamos una complementación perfecta entre calidad,  cantidad y presencia en el plato. En este ensayo vamos a establecer las cantidades que se repartirán a cada persona para evitar sorpresas, siempre aconsejados por profesionales.

También en la degustación debéis elegir los caldos que se van a servir. Llegados a este punto debéis saber que contamos, tanto con una impresionante bodega, como con sumilleres de prestigio que estarán encantados de indicaros el mejor maridaje de vinos para la comida que habéis elegido.

  • 6- Los detalles.

La experiencia nos permite aseguraros que el día de vuestra boda es uno de los días más importante de vuestra vida, por eso vamos a conseguir que todo salga perfecto, y para que esto ocurra vamos a tener en cuenta una serie de detalles que marcaran la diferencia.

Una vez hayas cerrado la lista de invitados, debes preguntar por los posibles problemas de cada asistente (alergias, movilidad reducida, etc) para incluir alternativas exclusivas. No tendremos ningún inconveniente en buscar otras opciones.

Por supuesto que asumiremos los cambios y situaciones que puedan surgir a medida que se organiza la boda de la manera más humana y normal posible. Por si acaso no está de más que os informéis de la posibilidad de contratar un seguro de aplazamiento o anulación aunque estamos seguros de que esto no ocurrirá nunca.

¿SABES PORQUE SE CELEBRA SAN VALENTÍN?

Se acerca el 14 de Febrero, día de los enamorados, y aunque muchos pensáis que es un invento comercial creado con la idea de vender a las parejas, lo cierto es que se trata de una tradición tan antigua como romántica. Hoy os la explicamos.

Para empezar, es una tradición extendida por gran parte del mundo, en la que las parejas de enamorados se muestran su amor con gestos que pueden ser materiales, o más espirituales. Sin embargo, no es una fecha tan materialista como nos parece ahora, la tradición proviene del Imperio Romano allá por el año 490.

La leyenda del sacerdote Valentín.

En la Roma del siglo III, el emperador Claudio prohibió los matrimonios al observar que muchos soldados no pretendían unirse al ejército debido al apego con sus esposas y familias. Ante esto, el sacerdote decidió desafiar la prohibición del emperador y comenzó a arreglar, en secreto, matrimonios de hombres y mujeres.

Cuando Claudio lo descubrió, Valentín fue ejecutado el 14 de febrero. Debido a la dedicación del sacerdote y al auge del cristianismo, San Valentín fue nombrado santo y, en el 498 d. C., el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como Día de San Valentín.

Éste marcó en el calendario la fiesta de San Valentín quince siglos atrás. Al igual que ocurrió con otras celebraciones paganas, como las saturnales romanas dedicadas al dios Saturno y el culto al Sol Invictus en plena Navidad, el objetivo era prohibir las Lupercales. Esta fiesta pagana, que se organizaba desde tiempos de la antigua Roma, recordaba a Lupercus, protector de pastores y rebaños que rememoraba a la loba que amamantó a Rómulo y Remo.

Las aves se emparejan.

Los más animalistas se decantan por celebrar San Valentín como el momento en que las aves comienzan el proceso de búsqueda de pareja con la que aparearse, para que los polluelos nazcan en primavera y puedan crecer con la seguridad de un clima benevolente.

Y ¿como hemos derivado en las felicitaciones, regalos y bombones?

Fue en pleno S XIX cuando la artista Esther Howland se aprovecho de la moda de regalar felicitaciones en Estados Unidos, y creo unas tarjetas de felicitación conmemorativas para celebrar el amor.

A partir de ahí simplemente hemos ido rizando el rizo y buscando la originalidad y la sorpresa en nuestra pareja.

Bombones, tarjetas,poemas, cenas, noches de hotel… todo vale para demostrar a nuestra pareja lo que sentimos por ella, y aquí es donde os podemos ayudar.

Si decidís celebrar una noche romántica, una cena con vistas a la muralla, o cualquier otro tipo de sorpresa, pondremos toda nuestra experiencia a tu disposición.

Esa experiencia nos dice que lo que mejor funciona es una mezcla entre lo personal, con una declaración en papel por ejemplo, con lo material, con una buena cena que termine en un postre espectacular.

Aunque la experiencia nos dice también que o que debéis hacer es celebrar San Valentín todos y cada uno de los días del año. Al fin y al cabo, no sólo estamos enamorados en febrero ¿no?.

Cenas de Navidad

Después de todo un año de duro trabajo llegan las ansiadas navidades y con ellas las típicas cenas de empresa y amigos.

Fechas entrañables de familia y amigos, pero también de compañeros y amigos del trabajo, con quienes compartimos el día a día en nuestra empresa y con quien nos apetece también pasar un rato de risas y diversión.

Por eso, desde el hotel Cuatro Postes, os proponemos hoy que celebréis la comidas o cena de empresa o de amigos con nosotros, ya que entendemos que estas cenas son una gran oportunidad de divertirnos, y olvidarnos del trabajo, alrededor de una buena mesa en la que no faltará la buena comida ni los buenos vinos.

Para que todo salga a pedir de boca, cada año, nuestro equipo de cocineros y sumilleres, se encarga de buscar recetas y menús especiales, compuestos por una mezcla de exquisitos platos, acompañados de grandes vinos que maridan perfectamente, consiguiendo así que una cena de empressa se convierta en una experiencia gastronómica deliciosa.

Nuestra idea es que no os tengáis que preocupar de nada a la hora de preparar el menú, por eso os ofrecemos la posibilidad de servir un menú cerrado y diseñado por nosotros, o bien un menu confeccionado por vosotros que al fin y al cabo sois quienes lo vais a disfrutar.

Carnes, pescados, cremas, arroces, ensaladas incluso postres para culminar con un toque dulce en el paladar, servido por nuestro equipo de profesionales, que se preocupará en todo momento de que no os falte de nada, porque este día sois los protagonistas de vuestra fiesta.

Para acompañar a estos platos contamos con los mejores vinos, elegidos para la ocasión. Así disfrutaréis de los blancos y espumosos con los que acentuaremos el sabor de pescados y mariscos, y de los tintos con cuerpo, y largos en boca para combinar con los sabores fuertes de nuestras selectas carnes de ternera y de cerdo.

También hemos pensado en la cantidad de gastos extra que se producen estos días previos a la navidad, por eso hemos ajustado el precio de nuestros menús consiguiendo la relacción calidad precio perfecta.

Desde el hotel Cuatro Postes os invitamos a sorprender a vuestros compañeros de trabajo, familiares y amigos, en las cenas de empresas, cena de navidad, haciéndolos descubrir nuevos sabores y preparaciones que estamos seguro que serán de vuestros agrado.

Os esperamos.

Conoce nuestra cocina

Bajo una meteorología dura y fría en invierno la cocina tradicional abulense destaca por ser una cocina contundente, robusta y de gran sabor, basada, como no podía ser de otra manera, en los alimentos y materias primas originarias de esta zona del centro de España.

Esta cocina no se puede entender sin la historia de la ciudad, de la Santa, de sus gentes humildes y trabajadoras, de nuestras costumbres y tradiciones.

En nuestra cocina del hotel Cuatros Postes, nos afanamos por mostraros una gastronomía típica de gran calidad, con ligeros toques modernos, pero que no pierde la esencia de nuestra tierra, mostrando en cada receta los aromas a nuestros campos y montañas.

Y como un buen guiso sabe mejor con un buen caldo, en nuestro hotel nuestros sumilleres os ofrecerán un vino acorde a cada plato, de manera que una comida en Los Cuatro Postes no deje indiferente a nadie.

Desde este blog os iremos mostrando poco a poco algunas de nuestras recetas que esperamos que os paséis a degustar.

PATATAS REVOLCONAS.

Son quizás, junto con las Yemas de Santa Teresa y el chuletón, el plato más tradicional de nuestra cocina y un desborde de rasgos abulenses en toda regla.

Patatas convertidas en un puré mezcladas con pimentón de La Vera, ajo y aceite de oliva.

Su color anaranjado proviene de la mezcla del pimentón con la grasa de freír los torreznos (tiras de tocino ibérico fritas), consiguiendo un sabor espectacular al que es difícil darle el toque justo de picante.

Si maridamos nuestro plato de revolconas con un vino tinto de garnacha, de nuestra tierra, de La Mancha o Valdepeñas conseguiremos esa mezcla de sabores típicos abulenses.

CHULETÓN DE ÁVILA.

No son raras las ocasiones en las que nuestros comensales eligen de primer plato unas revolconas y de segundo un chuletón. En estos casos estamos seguros de que van a necesitar un paseo después de comer, y de que no van a cenar, pero también estamos seguros que habrán degustado los dos platos más tradicionales de nuestra cocina.

Con el permiso de nuestros asados de cochinillo o cordero, el chuletón es sin duda la pieza de carne estrella de nuestra cocina.

Para su elaboración sólo necesitamos una buena pieza de carne de ternera avileña, escamas de sal, aceite de oliva, una plancha caliente y las manos expertas de nuestro cocinero que se encarga de dar a la carne el punto justo para conseguir una textura sin igual.

Elegir un vino para un chuletón es fácil puesto que ha de ser un vino tinto, con cuerpo y protagonismo frutal, por eso nos gusta recomendar vinos de Rioja o de Ribera del Duero para este plato.

ENSALADA DE PERDIZ ESCABECHADA.

En nuestra carta también podemos encontrar platos más ligeros ideales para compartir y consumir como entrantes que nos preparen para los segundos platos, bastante más contundentes.

La ensalada de perdiz escabechada la preparamos con una mezcla de rúcula y canónigos sobre la que añadimos la perdiz desmigada, previamente escabechada por nuestros cocineros, piñones, frutos rojos y una vinagreta balsámica.

Como toque estrella añadimos mechas de huevo hilado para conseguir una mezcla de sabores deliciosa.

Esta ensalada nos encanta acompañada con un vino blanco de Rueda que potencie el sabor de la perdiz.

Hoy os mostramos estos tres platos típicos de la cocina abulense, pero no dudéis de que volveremos para hablaros de más recetas típicas, vinos y postres que os harán sentir una experiencia casi religiosa.